Por Alejandro Durán

Presionado por el incremento reportado en gasolinas y alimentos, la inflación se dispara en México, pues durante la primera quincena de abril el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), avanzo 0.06 por ciento respecto a la quincena inmediata anterior, con lo que a tasa anual la variable repuntó 6.05 por ciento, el mayor nivel desde diciembre de 2017, cuando se ubicó en 6.85 por ciento.

Para dimensionar el actual comportamiento de la inflación, cabe mencionar que mientras en la primera quincena de abril del año pasado las variaciones fueron -0.72 por ciento quincenal y de 2.08 por ciento anual (contra 0.06 y 6.05 por ciento, respectivamente, de este 2021), de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Al respecto, Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de Banco Base, advirtió que este sorpresivo comportamiento de la inflación en la primera mitad del presente mes empuja hacia al alza las expectativas del indicador hacia final de este año.

“Con la publicación del dato de hoy, la expectativa de inflación para abril sube significativamente de 5.2 por ciento anual a 6.0 anual, contemplando una inflación quincenal de 0.13 por ciento en la segunda quincena del mes. Asimismo, la expectativa de inflación hacia el cierre del año se ajusta al alza, de 4.2 a 5.0 por ciento”, argumentó la especialista.

En esa misma línea, Jorge Gordillo Arias, analista de Ci Banco, advirtió que este movimiento atípico que muestra la inflación (pues regularmente se reportan tasas negativas quincenales en la primera mitad de abril por reducción en las tarifas eléctricas), presionará al Banco de México (BANXICO), en materia de política monetaria.

“Con estos niveles de tasas, difícilmente Banxico se atrevería a recortar su tasa de fondeo en el mediano plazo. Incluso, aumentarán las voces entre analistas y operadores de que el siguiente movimiento de la autoridad sería de alza en la tasa de interés de referencia”, argumentó.

De acuerdo con el INEGI, durante la primera mitad de este año, los principales productos y servicios que reportaron aumentos en sus precios fueron el chile serrano (25.13); jitomate (18.84 por ciento); aguacate (15.74); tomate verde (7.36); tortilla de maíz (0.89); pollo (0.59); y loncherías (0.45 por ciento).

En contraparte, los que mostraron las principales bajas en sus costos fueron la electricidad (-12.03 por ciento); papa y otros tubérculos (-8.88); servicios turísticos (-7.20); chayote (-5.32); calabacita (-4.36); y transporte aéreo (-4.15 por ciento).

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí